domingo, 27 de mayo de 2018

Podemos e Izquierda Unida presentan en Andalucía un acuerdo horizontal para “ganar” las autonómicas y las municipales

Mundo Obrero
Importe avance en la construcción de unidad popular
Pondrán en marcha un grupo motor en el que participarán en igualdad de condiciones y al que se sumarán más organizaciones políticas. Aseguran la celebración de primarias conjuntas, un código ético, un programa y una marca electoral común.
Las direcciones políticas de Izquierda Unida y Podemos en Andalucía han cerrado un preacuerdo que pretende ser la base con la que concurrirán en las próximas elecciones autonómicas y municipales. Ambas organizaciones ponen el acento en la forma en la que se establecerá esta confluencia y aseguran que un “proceso real de confluencia se hace construyendo espacios amables en los que nadie sobra, donde no caben los vetos, donde existe una clara voluntad de unión, de escucharnos y reconocernos en la diversidad de culturas y formas de entender el mundo”.
En el documento que se elevará a los máximos órganos de dirección de cada organización, Podemos e IU establecen que “sólo así conseguiremos el desborde de alianzas, conseguiremos el mejor programa político, las mejores candidaturas y con ello, ganar Andalucía, sus pueblos y sus ciudades”.
Entre otras cuestiones, Podemos e IU han acordado poner un marcha una dirección política de la confluencia a través de una comisión denominada “grupo motor” en la que participarán en igualdad de condiciones. Esta estará compuesta inicialmente por seis miembros de cada organización y a la misma se incorporarán miembros de otras organizaciones políticas que se sumen al proceso.
Este grupo motor tiene encomendado el diseño de la marca electoral para ambos procesos así como diseñar unos principios éticos que persiguen "la desprofesionalización de la política", la puesta en marcha de unas primarias conjuntas para confeccionar las listas y la creación de un proceso participativo para la redacción del programa político.
Este preacuerdo deberá ser ahora ratificado por los máximos órganos de dirección de ambas organizaciones, el Consejo Ciudadano Andaluz de Podemos, que se celebra mañana domingo; mientras que IU informará en primer lugar, y también este domingo, a su Dirección Colegiada para después someterlo a su Comisión Cooordinadora Andaluza el próximo domingo, 3 de junio.
Empieza así a cristalizar un proceso de confluencia que arrancó el pasado mes de octubre y que va cumpliendo con el calendario que en varias ocasiones han puesto sobre la mesa tanto desde Podemos como desde IU, cuando habían marcado junio como fecha para anunciar el acuerdo en una comunidad que, de cumplir con el calendario previsto, celebraría las elecciones andaluzas en el mes de marzo, siendo las primeras del próximo ciclo electoral, salvo que se precipite la convocatoria de elecciones generales.
Voluntad y obligación de concurrir en los 778 ayuntamientos de Andalucía
Podemos e IU tienen voluntad de que haya acuerdo en Andalucía y también "en cada municipio", de modo que se establecen la obligación de trabajar para lograr que la confluencia se exprese "en todos y cada uno de los municipios de Andalucía, con el objetivo de construir nuevas mayorías políticas de cambio bajo el marco político expresado anteriormente".
Así, el texto acordado establece que las organizaciones políticas se comprometen a “articular mecanismos de seguimiento que permitan que en nuestra tierra sea posible candidaturas de confluencia municipal que planten cara a las políticas de siempre, que sea un dique a la derecha –PP y Ciudadanos - y alternativa al PSOE".
Por tanto, IU y Podemos comparten el objetivo de construir la herramienta que “canalice las aspiraciones de las clases populares andaluzas que no se conforman con el actual estado de las cosas y que aspiran a una vida digna y realizada". Comparten asimismo que Andalucía "necesita un cambio profundo" que creen que llegará si son capaces de abrir un proceso de empoderamiento de la gente comprometida y luchadora que se sitúa contra el actual modelo económico, social y cultural. "Un modelo que, tras 35 años de autogobierno, mantiene a Andalucía en una situación extractiva, subsidiaria y secundaria en el conjunto del Estado", agrega.
Por tanto, ambas organizaciones se comprometen a ponerse a trabajar para construir un proceso popular y ambicioso "que nos lleve a conseguir el gobierno de la Junta para que éste defienda a su gente, para que Andalucía asiente las bases de un modelo productivo diversificado y que supere el paro estructural que no nos deja vivir con dignidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario